Crueldad como política de Estado

Abundan las evidencias de que la política migratoria del país está en manos de gente extremadamente cruel e inepta.

En una entrevista de radio hace años, Ken Cuccinelli comparó a las familias hispanas con “ratas”, “mapaches” y otras plagas. Hoy, Cuccinelli —cuyos ancestros italianos escaparon pobreza y miseria emigrando a Estados Unidos— es el director interino del Servicio Federal de Ciudadanía e Inmigración. Y la facción más cruel sobre política migratoria en la Casa Blanca quiere convertirlo en el nuevo Secretario de Seguridad Nacional.

Según el libro “Guerras Fronterizas: Dentro del Asalto de Trump a la Inmigración” del New York Times, un frustrado Donald Trump llegó a ordenar a sus consejeros clausurar la frontera con México, disparar a los migrantes en las piernas, y fortificar el muro con un foso lleno de caimanes y serpientes.

Trump no logró realizar su sueño medieval, pero su cruel racismo sigue causando estragos en la frontera. Ver más

El muro fronterizo, un monumento al racismo y la crueldad. Foto de Jill Marie Holslin

Deja un comentario