California sigue luchando contra el cambio climático y contra Trump

La crisis climática toma su espacio en la agitada campaña electoral que vive Estados Unidos, mientras California sufre los mayores incendios de su historia y temperaturas récord que han impulsado un ultimátum: Prohibir la venta de vehículos con motor de gasolina a partir de 2035.

La drástica medida, anunciada hace unas semanas por el gobernador Gavin Newsom, enfrenta al estado más rico y habitado de Estados Unidos con el mandatario Donald Trump, quien tras abandonar el Acuerdo de París impidió que California impusiera sus propios estándares contra emisiones contaminantes, durante décadas más estrictos que los del resto del país.

«Todos los presidentes, desde Nixon hasta Obama, demócratas y republicanos, han estado de acuerdo en que California debe aplicar medidas más agresivas porque tenemos más impacto sobre la contaminación. Esta Administración es la primera que no», explica a Efe Hector De La Torre, miembro de la agencia California Air Resources Board.

Con más de 40 millones de habitantes y una economía que si fuera independiente estaría entre Alemania y Francia, California se presenta como la abanderada en la lucha contra la crisis climática que el Gobierno de Trump niega desde hace cuatro años. California no tiene otra salida, debe seguir luchando contra el cambio climático y contra Trump, se juega su destino y permanencia.

Deja un comentario