Catherine Zeta-Jones en la serie «National Treasure»

La actriz Catherine Zeta-Jones inyecta maldad en la serie «National Treasure: Edge of History», que llega a la plataforma Disney+, al dar vida a una villana que le enseñó «lo divertido que es interpretar a la chica mala».

Catherine Zeta-Jones en la serie National Treasure
EFE

«A veces uno pasa tanto tiempo intentando ser buena persona, y siendo amable, que para todo el mundo debe ser divertido poder decir, así me siento hoy, y salirse con la suya», dijo sonriente Zeta-Jones.

La historia basada en el universo fílmico «National Treasure», protagonizada por Nicolas Cage a principios del milenio, se centra ahora en la vida de Jess Valenzuela, una joven -hija de padres mexicanos– que tendrá que salvar un tesoro panamericano perdido.

Zeta-Jones da vida a Billie, una decidida anticuaria involucrada en el mercado negro que busca quedarse con dicho tesoro y que no dejará que la joven aspirante a agente del FBI se interponga en su camino.

Si bien Billie tiene toda la pinta de ser una villana tradicional, Catherine Zeta-Jones confesó que lo que más le interesó del personaje cuando se lo presentaron era la cantidad de matices escondidos que tendría oportunidad de explorar al interpretarla.

«Cuando conocí a Billie, me gustaba esa duda que había entre si de verdad era mala o no, si lo que estaba haciendo (intentar robar el tesoro) lo hacía por una buena razón, si solo era un negocio, o si era una venganza importante para ella, ese fue el reto como actriz», aseguró la ganadora al Oscar por «Chicago».

La serie protagonizada por Lisette Alexis mantiene el ambiente de misterio y aventura que la trilogía fílmica «National Treasure» presentó, pero según consideró la actriz, le añade tramas y suspenso que una película no permitía hacer por cuestiones de tiempo.

Es por ello que cree que el formato audiovisual ideal para el concepto iniciado en 2004 es el de serie, por la amplia gama de incógnitas por resolver que esta permitirá explorar.

«Tenemos una infinidad de historias que contar y una infinidad de aventuras, porque al igual que en la vida real constantemente estamos encontrando nuevos tesoros y estamos buscando artefactos perdidos», consideró la actriz.

La historia también da un panorama sobre la situación que viven los latinos migrantes en Estados Unidos al relatar la huida de la familia de Jess de su lugar de origen y las problemáticas que enfrenta en su país de acogida al ser indocumentada.

«Sus sueños y aspiraciones están truncadas debido a ello», explicó Catherine Zeta-Jones de la protagonista que además se embarcará a un viaje personal en la búsqueda de secretos familiares.

Ese aspecto de realidad que presenta la serie al mostrar a personajes sumamente verosímiles es lo que hace a la historia atractiva al público desde la perspectiva de la protagonista de «Entrapment» (1999).

«Creo que hay una delgada línea entre los problemas actuales y reales y la inmensa sensación de aventura en este show. La serie te da la oportunidad de perderte en ese mundo», comentó.

Catherine Zeta-Jones también aseguró ser una gran fanática de la historia universal y expresó lo mucho que le gusta ser parte de filmes y producciones que la obligan a conocer culturas y datos con los que no estaba familiarizada.

«Cuando hice ‘Mask of Zorro’ (1998) había toda una cultura y todo un mundo en el que me tuve que sumergir y con este show fue así, yo no sabía nada de la historia panamericana, sus artefactos y tesoros», reconoció.

Zeta-Jones actualmente vive también el éxito que ha supuesto la serie «Wednesday» de Netflix en donde encarna a la sensual, oscura y amorosa Morticia Addams.

Además de que con dicho personaje Catherine muestra otra forma de oscuridad femenina, también se trata de otra producción televisiva con una actriz latina a la cabeza, la joven Jenna Ortega.