Local

Incendios cuestan más de 9 mil millones a las aseguradoras

(EFEUSA).- Las compañías de seguros tendrán que pagar más de 9.000 millones de dólares por pérdidas tras los incendios ocurridos en noviembre último en California, informó el comisionado del Departamento de Seguros del estado, David Jones.

Esta enorme cifra, no obstante, todavía no es definitiva y aumentará en la medida en que los propietarios presenten más reclamos, explicó Jones en un comunicado a Efe y agregó que “los devastadores incendios forestales de 2018 fueron los más mortíferos y costosos en la historia de California”.

“Las muertes trágicas de 88 personas y más de 9.000 millones en pérdidas aseguradas a la fecha son números impactantes; (pero) más allá de las cifras de pérdidas hay miles de personas que han sido traumatizadas por pérdidas insondables”, señaló el comisionado.

En su reporte preliminar, el Departamento de Seguros de California (CDI, por sus siglas en inglés) informó que en los incendios de noviembre -el denominado “Camp Fire”, en el norte del estado, y “Woolsey Fire” y “Hill”, en el sur- 10.564 residencias se quemaron por completo, al igual que 350 propiedades comerciales y 9.457 automóviles y otros medios de transporte y equipos.

Un estimado de la empresa de análisis AIR Worldwide calcula que los costos de seguros de estos incendios pueden alcanzar un máximo de 13.000 millones de dólares.

Las viviendas reportadas como afectadas parcialmente suman 17.955 y las propiedades comerciales con pérdida parcial fueron 1.648.

Mediante una declaración de emergencia, el CDI autorizó la presencia de evaluadores de fuera del estado para atender el excesivo número de reclamos.

Igualmente, detectives del Departamento han visitado las zonas de desastre para prevenir que posibles estafadores abusen de los afectados.

Jones también advirtió a la comunidad sobre la importancia de verificar la validez de las licencias de los contratistas antes de establecer acuerdos de reparación de las propiedades.

Solo el “Camp Fire”, que en el norte del estado consumió 153.336 acres (62.052 hectáreas), destruyó 18.793 estructuras y cobró la vida de 85 personas, representa para las aseguradoras un costo de 7.000 millones de dólares.

En el sur, los costos de reclamos de pólizas por los incendios “Woolsey Fire” (en Malibú) y “Hill” (en el área vecina de Thousand Oaks) suman 2.050 millones de dólares, de los cuales 1.950 millones corresponden a viviendas.

La deflagración de Malibú alcanzó 96.949 acres (39.233 hectáreas), destruyó 1.500 estructuras y causó la muerte a tres personas.

A finales de julio de este año, otro incendio devastador, el “Mendocino Complex”, arrasó arrasado con más de 110.000 hectáreas de terreno en California.

Publicidad

Anuncios